Antecedentes

pizap.com14685782041931

Desde el año 2011,  en el Estado español se han organizado múltiples encuentros nacionales relacionados con las iniciativas de la sociedad civil que buscan compartir nuevas y mejores formas de vivir en este planeta.

Desde o ano 2011, no Estado español organizáronse múltiples encontros relacionados coas iniciativas da sociedade civil que buscan partillar novas e mellores formas de vivir neste planeta.

Encuentros Estatales de Transición · Encontros estatais de Transición

cartel-encuentro-ibc3a9rico-de-transicion.jpgCartel_Encuentro_Transicion_Mijas_2013

 Vídeo: I Encuentro de Iniciativas de Transición (Zarzalejo)

Encuentros Estatales de Decrecimiento

cartel_encuentro_decrecentista-iidecrecimiento-vitoriacartel-proceso3-newjpg

IV-encuentro-decrecimiento.jpg

 CASTELLANO

¿Por qué Decrecimiento y Transición?

Traducido y adaptado  TN – (ES): Why, Where and What is Transition / MB-MJB

Fuente: Red de Transición

En los próximos 20 años habrá muchas oportunidades disfrazadas de pérdidas. 

Dr. Martin Shaw

Todo está cambiando rápidamente a nuestro alrededor. Lo que hoy esperamos del futuro es significativamente distinto de lo que esperábamos hace tres o cuatro años. 

¿Cuáles son los retos clave a los que nos enfrentaremos?

1. Cambio Climático

Si queremos mantener el ascenso global de las temperaturas por debajo de 2ºC para evitar el cambio climático descontrolado, sólo podemos consumir una fracción de los combustibles fósiles que sabemos que existen en el subsuelo.

Debemos dejar bajo tierra 2.795 millones de toneladas de CO2.  Esto es alrededor de un 80% de lo que queda.  Podemos liberar a la atmósfera sólo un 20,2%, o sea, 565 millones de toneladas del CO2 restante.

Fuente: Carbon Tracker

2. Adicción al Petróleo

Desde la Revolución Industrial hemos construido un modo de vida dependiente del acceso fácil a los combustibles fósiles.

Sin embargo, a medida que la edad de la Energía Barata (1850-2008) rebasa el punto conocido como Pico del Petróleo y cede paso a la edad de la Energía Inasequible, entramos en una zona de riesgo tanto desde el punto de vista económico como social.

No podemos simplemente abrir el gas pensando que siempre tendremos energía barata y accesible para alimentar nuestras casas, empresas, ocio, trasportes, fábricas y agricultura.

3.    Una economía distorsionada

Es de necios confundir valor y precio.

Antonio Machado

Vivimos en una economía tremendamente desigual donde 147 megacorporaciones controlan el 40 por ciento de la riqueza mundial: un modelo económico que agota los recursos naturales del planeta, destruye sus ecosistemas y crea enormes injusticias sociales. Como ejemplos, tenemos las guerras por los recursos: el petróleo en Irak o el coltán en la República Democrática del Congo. En el Estado Español encontramos elevadísimas tasas de paro –cercanas al 30%–, tremendos recortes en educación y sanidad, gran aumento de la pobreza, etc.

La economía está dirigida por grandes empresas ajenas a las realidades locales. Productos básicos como la alimentación o la energía se canalizan mayoritariamente a través acuerdos entre grandes distribuidores o supermercados. Sin embargo el comercio local y las tiendas independientes generan muchos más puestos de trabajo, mayor salud, bienestar y justicia social.

Los establecimientos independientes mantienen en circulación dentro de la economía local el dinero que todos gastamos y favorecen así la prosperidad de la comunidad haciéndola más resiliente.

¿Cuál de estos dos modelos deberíamos seguir?

4. El mito de la expansión ilimitada

La idea de que la expansión económica constante es algo bueno  –o incluso posible en un planeta finito– no tiene ya ningún sentido.

En su lugar necesitamos que crezca la comunidad, el bienestar, la justicia social y la resiliencia, esa habilidad tan necesaria para responder y adaptarse a lo inesperado.

Seguramente lo más prudente sea desconfiar de cualquier enfoque que pretenda generar crecimiento poniendo todo esto en peligro o que busque que el trabajo redunde sólo en beneficio de unos pocos a costa de muchos, centrándose únicamente en el crecimiento monetario de un sistema financiero defectuoso.

Esto puede hacer que sintamos:

  • Desconexión entre nosotros y con los que nos rodean
  • Indignación
  • Frustración
  • Desesperación
  • Anquilosamiento
  • Impotencia

Es posible que nos sintamos abrumados por los sombríos pronósticos de futuro.  A menudo, simplemente desconectamos de todo ello. Pudiera incluso parecer que no nos importa.  Pero en realidad, la mayoría de nosotros se preocupa profundamente.  No sólo por nuestras familias, sino por nuestras comunidades, por los lugares en que vivimos y por el futuro que heredarán nuestros hijos.

Lo que necesitamos es sentir que podemos hacer algo al respecto y que tenemos el apoyo de otras personas. Necesitamos ver la posibilidad de que nuestros actos puedan realmente marcar una diferencia.

Y cuantas más personas hagamos esto, mayores serán los cambios.

El movimiento de Transición está aquí para ayudarte a ti y a tu comunidad a elaborar respuestas locales saludables y resilientes a estas cuestiones.

Sin embargo, no pretendemos tener todas las respuestas. No podemos dar ninguna garantía porque que esto es por ahora un experimento en marcha en el que todos estamos aprendiendo a medida que avanzamos. Pero hemos aprendido muchas cosas que podemos compartir contigo…

GALEGO

Por que Decrecemento e Transición?

Traducido e adaptado TN- (ES): Why, Where and What is Transition/MB-MJB

 Fonte: Red de Transición

Nos próximos vinte anos haberá moitas oportunidades disfrazadas de perdas

Dr. Martin Shaw

Todo está cambiando rapidamente ao noso redor. O que hoxe agardamos do futuro é significativamente distinto do que agardabamos hai tres ou catro anos.

Cales son os retos clave aos que nos enfrontamos?

1. Cambio Climático

Se queremos manter o ascenso global das temperaturas por baixo de 2º para evitar o cambio climático descontrolado só podemos consumir unha fracción dos combustíbeis fósiles que sabemos que existen no subsolo.

Debemos deixar baixo terra 2.795 millóns de toneladas de CO2. Into é arredor de un 80% do que queda. Podemos liberar á atmósfera só un 20,2%, ou sexa, 565 millóns de toneladas do CO2 restante.

Fonte: Carbon Tracker

2. Adicción ao Petróleo

Desde a Revolución Industrial construimos un modo de vida dependente do accéso doado aos combustíbeis fósiles.

Porén, ao tempo que a idade da Enerxía Barata (1850-2008) sobrepasa o punto coñecido como Pico do Petróleo e deixa paso a idade da Enerxía Inasequíbel, entramos nunha zona de risco tanto do punto de vista económico como social.

Non podemos simplemente abrir o gas pensando que sempre teremos enerxía barata e accesíbel para alimentar as nosas casas, empresas, ocio, transportes, fábricas e agricultura.

3. Unha economía distorsionada

É de necios confundir valor e prezo.

Antonio Machado

Vivimos nunha economía tremendamente desigual onde 147 megacorporacións controlan o 40 por cen da riqueza mundial: un modelo económico que esgota os recursos naturais do planeta, destrúe ecosistemas e crea enormes inxustizas sociais. Como exemplos, temos as guerras polos recursos: o petróleo en Iraq ou o coltán na República Democrática do Congo. No Estado español atopamos elevadísimas taxas de desemprego -próximas ao 30%-, tremendos recortes en educación e sanidade, grande aumento da pobreza, etc.

A economía está dirixida por grandes empresas alleas ás realidades locais. Produtos básicos como a alimentación ou a enerxía canalízanse maioritariamente mediante acordos entre grandes distribuidores ou supermercados. Porén, o comercio local e as tendas independentes xeran moitos máis postos de traballo, maior saúde, benestar e xustiza social.

Os establementos independentes manteñen en circulación dentro da economía local o diñeiro que todos gastamos e favorecen deste xeito a prosperidade da comunidade facéndoa máis resiliente.

Cal destes dous modelos deberíamos seguir?

4. O mito da expansión ilimitada

A idea de que a expansión económica constante é algo bo -ou mesmo posíbel nun planeta finito- non ten xa ningún sentido.

No seu lugar precisamos que creza a comunidade, o benestar, a xustiza social e a resiliencia, esa habilidade tan necesaria para respostar e adaptarse ao inesperado.

Seguramente o máis prudente sexa desconfiar de calquera ollada que pretenda xerar crecemento poñendo todo isto en perigo ou que busque que o traballo redunde só en beneficio duns poucos a costa moitos, centrándose únicamente no crecemento monetario dun sistema financeiro defectuoso.

Isto pode facer que sintamos:

  • Desconexión entre nós e os que nos rodean
  • Indignación
  • Frustración
  • Desesperación
  • Anquilosamento
  • Impotencia

É posíbel que nos sintamos abrumados polos sombríos pronósticos de futuro, A cotío simplemente desconectamos de todo iso. Puidera semellar mesmo que non nos importa. Pero en realidade, a maioría de nós preocúpase fondamente. Non só polas nosas familias, senón polas nosas comunidades, polos lugares onde vivimos e polo futuro que herdarán os nosos fillos.

O que precisamos é sentir que podemos facer algo ao respecto e que temos o apoio doutras persoas. Precisamos ver a posibilidade de que os nosos actos poidan realmente marcar unha diferencia.

E cantas máis persoas fagamos isto, maiores serán os cambios.

O movemento de Transición está aquí para axudarte a ti e a túa comunidade a elaborar respostas locais saudábeis e resilientes a estas cuestións.

Porén, non pretendemos ter todas as respostas. Non podemos dar ningunha garantía porque isto é por agora un experimento en marcha no que todos estamos aprendendo a medida que avanzamos. Pero xa aprendemos moitas cousas que podemos compartir contigo…